Ayer se han publicado en el Boletín Oficial del Estado diferentes Ordenes por parte del Ministerio de Sanidad, que tienen especial incidencia en el reinicio de parte de la actividad económica, y en especial la Órden 388/2020 que pasamos a desglosar con mayor detalle:

FASE 0.- Orden SND/388/2020, de 3 de mayo, por la que se establecen las condiciones para la apertura al público de determinados comercios y servicios, y la apertura de archivos, así como para la práctica del deporte profesional y federado:

Las principales medidas adoptadas en la indicada Orden, y que son de aplicación desde hoy 4 de mayo de 2020, son:

Posibilidad de reapertura al público de los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales cuya actividad se hubiera suspendido tras la declaración del estado de alarma, en aplicación del artículo 10.1 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, siempre que tengan una superficie no superior a 400 metros cuadrados, o se encuentren en centros comerciales o parques comerciales.

Para ello se establecerá:

  • Un sistema de cita previa que garantice la permanencia en el interior del establecimiento en un mismo momento de un único cliente por cada empleado, sin poder habilitar zonas de espera.
  • Atención individualizada con la separación física debida.
  • Se establecerá un horario de atención preferente para mayores de 65 años, de 10.00 a 12.00 horas y/o 19.00 a 20.00 horas.

Se podrá establecer un sistema de recogida en el local de los productos adquiridos, siempre que se garanticen una recogida escalonada y que se eviten aglomeraciones en el interior del local o su acceso.

Los desplazamientos a los establecimientos y locales indicados podrán efectuarse únicamente dentro del municipio de residencia, salvo que el servicio o producto no se encuentre disponible en el mismo.

Medidas de higiene en los establecimientos y locales con apertura al público. Las principales medidas son:

  • Los locales que puedan proceder a su reapertura, al menos dos veces al día, han de realizar una limpieza y desinfección de las instalaciones, atendiendo a las siguientes pautas:
  • Una de las limpiezas se realizará, obligatoriamente, al finalizar el día,
  • Se utilizarán desinfectantes, en los términos indicados en la propia Orden.
  • Tras cada limpieza, los materiales empleados y EPIs utilizados se desecharán de forma segura.
  • Lavado y desinfección diaria de uniformes y ropa de trabajo
  • Se garantizará ventilación adecuada en los establecimientos.
  • No se utilizarán los aseos de los establecimientos comerciales por parte de los clientes, salvo en caso estrictamente necesario.
  • Todos los establecimientos deberán disponer de papeleras en las que depositar pañuelos y cualquier otro material desechable.

Medidas de prevención de riesgos para el personal que preste servicios en los establecimiento y locales que abran al público. Las principales medidas son:

  • No podrán incorporarse a sus puestos de trabajo en los establecimientos comerciales, aquellos que en el momento de la reapertura estén en aislamiento domiciliario por tener diagnóstico de COVID-19, o tengan alguno de los síntomas compatibles con la enfermedad, así como aquellas personas que se encuentren en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.
  • Cumplimiento obligatorio de las medidas de prevención de riesgos establecidas en la legislación vigente.
  • El fichaje con huella dactilar será sustituido por cualquier otro sistema.
  • La disposición de los puestos de trabajo, y el resto de condiciones, se modificarán para garantizar la posibilidad de mantener la distancia de seguridad.
  • Las medidas de distancia deberán cumplirse también en los vestuarios, taquillas, aseos, y cualquier otro ámbito del trabajo.
  • Si un empleado empezara a tener síntomas compatibles con la enfermedad, se contactará de inmediato con el teléfono habilitado al efecto.

Medidas de protección para los clientes en el interior de establecimientos y locales.

  • El tiempo de estancia de los clientes, será el estrictamente necesario.
  • En los establecimientos en que se pueda atender a más de un cliente, será necesario señalar de forma clara la distancia de seguridad de 2 metros, mediante el uso de balizas, cartelería y señalización.
  • Se deberán poner a disposición del público dispensadores en la entrada del local.
  • En los establecimientos que cuenten con zonas de autoservicio, se deberá prestar el servicio por un empleado del establecimiento, a fin de evitar la manipulación por parte del cliente.
  • No se podrán poner a disposición de los clientes, productos a prueba.
  • En los establecimientos del sector comercial textil, y de arreglos de ropa y similares, los probadores deberán utilizarse por una única persona y después de su uso se limpiarán y desinfectarán.

Condiciones en las que deben desarrollarse las actividades de hotelería y restauración:

  • Las actividades de hostelería y restauración podrán realizarse mediante servicios de entrega a domicilio y mediante recogida de pedidos por los clientes en los establecimientos correspondientes.
  • En los servicios de entrega a domicilio podrá establecerse un sistema de reparto preferente para personas mayores de 65 años, personas dependi/entes u otros colectivos vulnerables.
  • En los servicios de recogida en el establecimiento, el cliente deberá realizar el pedido por teléfono o en línea y el establecimiento fijará un horario de recogida evitando aglomeraciones.
  • No obstante, en los establecimientos que dispongan de servicio de recogida desde el vehículo, el cliente podrá realizar el pedido desde el mismo.:
  • Los establecimientos solo podrán permanecer abiertos al público durante el horario de recogida de pedidos.

Asimismo, se establecen una serie de medidas de higiene y seguridad para clientes y empleados, en línea con las ya indicadas.

2020.02.03. Orden SND 388.2020

Autor: David Saa Martínez.