Le informamos sobre el Real Decreto-Ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19.
La solicitud de las ayudas aquí recogidas queda pendiente de la correspondiente convocatoria por parte de cada Comunidad Autónoma, ya que son estas quienes asumirán la tramitación y gestión de las solicitudes, así como la resolución, el abono de la subvención, los controles previos y posteriores al pago y cuantas actuaciones sean necesarias para garantizar la adecuada utilización de estos recursos.

Beneficiarios de las ayudas:

  1. Empresarios o profesionales y entidades adscritas a los sectores definidos en el Anexo I, con sede social en territorio español y cuyo volumen de operaciones anual del ejercicio 2020 haya caído más de un 30% con respecto a 2019.
  2. Para el caso de grupos consolidados que tributen en el Impuesto sobre Sociedades en el régimen de tributación consolidada, se entenderá como destinatario el citado grupo como un contribuyente único, por lo que el volumen de operaciones a considerar para determinar la caída de la actividad será el resultado de sumar todos los volúmenes de operaciones de las entidades que conforman el grupo.

Objeto de las ayudas:

Las ayudas serán directas y tendrán un carácter finalista y deberán aplicarse a la satisfacción de la deuda y pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, así como los costes fijos incurridos, siempre y cuando éstos se hayan devengado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021, y procedan de contratos anteriores a la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley. En primer lugar, se satisfarán los pagos a proveedores, por orden de antigüedad

Cuantía de las ayudas:

Los criterios para las ayudaras tendrá que fijarlos la Comunidad Autónoma, de forma que no superen los siguientes límites:

A) 3.000 euros cuando se trate de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

B) Para aquellos empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual haya caído más del 30% en el año 2020 respecto al año 2019, la ayuda máxima que se concederá será del:

  1. El 40 % de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como las entidades que tengan un máximo de 10 empleados.
  2. El 20 % del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales que tengan más de 10 empleados.

La ayuda no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros.

Compromisos asumidos por los beneficiarios:

Los destinatarios de las ayudas, asumen los siguientes compromisos:

  • Mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022
  • No podrán repartir dividendos durante 2021 y 2022
  • No aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección durante un periodo de dos años desde la aplicación de alguna de las medidas.

Tal y como se recoge al inicio de este documento, las medidas de apoyo a la liquidez y solvencia empresarial publicadas en el Real Decreto-Ley 5/2021, de 12 de marzo, están pendientes de desarrollo normativo autonómico, ya que serán las Comunidades Autónomas las que realizarán las correspondientes convocatorias para la concesión de las ayudas directas.

Autor: Pablo Lago Almeida.